Archivo

Archive for 30 abril 2010

Puta nace, Puta muere.

Esa es la teoría que manejo desde el secundario, la que nace puta lo será hasta el día que se muera. No importa si se casa y tiene hijos, o si se “rescata” y baja un cambio, es algo genético, natural…

Siempre veo alguna que otra chica que conozco hace años, no somos amigos ni cercanos ni nada, pero mi memoria que es buena en ciertos asuntos me trae una a una las vivencias de las chicas en lo boliches cada vez que salí, digamos que no soy un gran fiestero pero cuando me voy de parranda siempre hay habitués que son infaltables. Personalmente no digo que esté bien ni que esté mal, de hecho felicito a las mujeres que son capaces de estar con varias personas sin importarle las críticas del mundo machista, es una cosa obvia no? ¿Por qué nosotros somos super machos y ellas gatos?.

Pero el post no está referido a eso, sino sería algo contradictorio (les avisé en el primer post sobre esto) de mi parte que haga un planteo cuasi feminista del porqué las mujeres tienen que acostarse con cualquier tipo tengan ganas sin que les importe nada. Mi punto va dirigido al yiro, a la trola por gusto, esa que tiene los labios menores que casi le aplauden (si soy vulgar, lo sé) y que se franelea con todos por simple ganas de que la apoyen o asegurarse el garche, para nosotros los hombres esa es una actitud más que apreciable pero en la mujer creo que por más deshinibida que sea no va, no por el hecho que quede mal, sino porque tanto manoseo hace que uno también pierda el interés por “paquita la del barrio”. Sin entrar en temas de autoestima y filosofía barata creo que esa chica que se regala de esa forma simplemente no tiene ni sentido ni dirección en su vida, sé que es un prejuicio, pero recordemos que es algo que veo hace más de 3 años y esas chicas siguen igual.

Me encantan que puedan metabolizar experiencias y que la gente haga lo que se le plazca, pero también está bueno que por más que pase el tiempo uno crezca y avance, no que quede saltando en el mismo lugar. Todas las personas intentamos ser mejores (o peores depende el caso) y sacar lo mejor de uno, no es una utopía mía, es así, en el trabajo, familia, nuestras relaciones con amigos o parejas, ponéle el ámbito que quieras. Al que querés siempre intentás darle lo mejor, pero que tál si mejor no nos damos lo mejor a nosotros mismos y avanzamos el casillero de la adolescencia o el capítulo de “me voy al boliche y me agarro a todos” de las hormonas revueltas y pensamos en una visión a futuro.

Siempre que fuí a un boliche nunca me besé con nadie, lo veo impersonal y casi burdo, pero ese es mi pensamiento, bienaventurados aquellos que si lo hacen y lo disfrutan, o que conocieron al amor de su vida en la disco, pero yo amo bailar y a eso voy a un boliche.

Cómo siempre, mi problema es pensar mucho las cosas, mis experiencias de adolescente como sapo de otro pozo para un futura entrada, por ahora me voy a ser el interesante a otro lado.

Anuncios

Olimpo vigoréxico

Hoy mientras pedaleaba dale que te dale con la bici fija en el gimnasio (que es un embole por cierto y me da tiempo a pensar estas boludeces), miraba para un costado y ahí estaba.

Terso, redondo, casi hablándome el hermoso culo del profesor D, obviamente muy disimulado mientras le mostraba como hacer unas flexiones a un pendejo (apetecible pero con cara de boludo) con unas mancuernas, yo observaba ese pequeño placer que te regala la vida. No es que te embobado eh! (para nada) pero les juro, rara vez ví uno como el de él, más alla de la cuestión que es prof. de educación física es algo turgente y casi con personalidad propia, algo que en la lotería genética llamamos… EL GORDO DE NAVIDAD!!!

Pero para que aburrir con eso si también miro otras cosas, para que no pienses que soy un pajero (cosa que es cierta, en determinadas ocasiones), mirando a la derecha tenía un típico cuarentón, con las sotas encima, panza hinchada por cerveza que intenta de alguna manera mágica ponerse en forma luego de una recomendación del dr. para que le baje el colesterol. Abajo, en la planta baja,  el equipito de fútbol de los amigos que se juntan después del laburo. Nunca falta el que se levanta la remera y se la deja subida mostrando la zapan horrible con esos pelos inmundos que van del ombligo a la cintura, o el que se va re preparado como si jugara un mundial, con las medias hasta la rodilla y el pantalón con la camiseta haciendo juego. Y todo eso solamente girando el cuello en un radio de 60º.

Me voy hacer los abdominales, el profe D me marcó 3 series de 10… pero como me encantan hago más, ok ok… hago más para ver MÁS mientras los hago. Así que mis 4 series de 25 con 2 repeticiones (sí, 200 abdominales) tienen un rango de tiempo que permite varias visiones. Por empezar estoy acostado, o sea, visión trasera asegurada en palco VIP. Otra ventaja es que está frente a la zona de pesas, por ende tengo toda la mercadería de los muchachos con músculos hipertrofiados dándome la espalda, vuelvo a repetir, NINGUNO se compara con D, podrán estar mas o menos redondeados o duros pero la verdad que no es nada que no se vea por la calle. Acá van los que están con la musculosa y hacen caras de “oh sí”/resistencia al dolor mientras ejercitan los brazos con esas pesas que con sólo verlas me arden los ojos.

A todo esto llega el segundo profe, llamémoslo R. Tiene mi edad, un pendejo. Juega al fútbol y es amigo de un ex compañero de la secundaria. Siempre me calentó, hace años que lo tengo junado y me lo vengo a encontrar acá. Nunca lo banqué mucho, esa bipolaridad (a la cuál se tienen que acostumbrar) me hacía evitarlo y no darle mucha pelota hasta que bueno, hoy lo saludo con un beso y hablamos de bueyes perdidos, sólo porque me cae bien y me demostró que es piola (y le re doy).

R, cómo les dije juega al fútbol, por ende ya se imaginaran su físico. Aunque está bien, babeensé conmigo y se los describo. 1.75, pelo castaño, ojos celestes, flaco, abdominales marcados, piernas peludas con brazos bien tonificados.  Leyéndolo así no pasa nada, pero si lo ven, creo que por más que no les guste les llama la atención. A veces me río sólo, porque mis chistes aparte de pelotudos los puedo compartir conmigo mismo solamente en ese momento. Así que al mejor estilo Botineras planeo estrategias boludas de cómo chaparme a R o D (a esta altura me viene bien cualquiera) en el baño hasta que me empiezan a doler los abdominales porque perdí la cuenta de cuántos iba.

Termino los abs (abs, suena tan gay pero me encanta) y me voy a la cinta. Ahí es la parte de pendejas fifi y viejas con el culo caído (pero en serio, caído que lustran el piso) y alguna que otra panza que cuelga (no es joda, y sí, por más que me dé lástima me da asco también). Nada de torsos con pectorales que parecen tetas o bíceps que tienen casi el tamaño de la cabeza y que hace creer al señor que los porta que es Ricky Fort por un momento.

Acá miro a las ladies, no discrimino. A decir verdad me gustan las “viejas”, nunca me voy a olvidar de mi profesora de Lengua que hacía pilates y estaba para darle ( estas cuasi-vulgaridades son necesarias, pero no nos vayamos por las ramas). Al mejor estilo Ok Go me dispongo a caminar o trotar al ritmo de la música que suena, acomodo cada compás al movimiento de mi pie (un día me voy a ir a la mierda de jeta contra el suelo) y estudio la zona. Al igual que en la zona de abs (si otra vez abs, lo tenía que repetir) acá hay una especie de generalidades que nunca faltan. La vieja que habla con el profe hasta del agua de los fideos porque se nota que se lo quiere voltear, la que rompe las bolas con el asiento de la bici porque no lo puede bajar, la que jode con que cierren la ventana para que no le dé frío, etc., etc.

De todo ese meljunge se rescata una cada quince, así que miren lo que les digo. Los hombes igual eh! uno cada 10 porque el que no tiene cara de boludo, tiene poco bulto o sino tiene un cuadrícep que si fuera comestible alimenta a medio continente africano.

En resumen, eso es un día de gym. Nada extraordinario, seguro algo de lo que alguno vió si fue a ejercitarse y después llegó a su casa directo al Facebook para revisarle el perfil a D y a R y ver las fotos en calzoncillos con harina en la cabeza cuando se recibió hace un año más o menos o está mojándose con una manguera (ah eso no?).

Ese es mi olimpo vigoréxico diario, Adonis y Medusas por doquier. Pero Zeus, tiene forma de culo, a mi no me joden.

Peras al olmo

En el post anterior se me pasó explicar el porqué del nombre del blog,  es fácil si tenés un poco de intuición. No me declaro gay, ni bisexual ni heterosexual 100% porque la verdad es que no tengo la puta idea de lo que soy, de hecho creo que no soy nada de eso, el tema acá es que más allá de mi identidad sexual siento que estoy como en un vórtex de pitos y conchas que me atraen de la misma forma, a veces más a veces menos uno que otro, y en este momento me siento más atraído por la parte masculina.

La verdad de la milanesa es que a veces me hierve la pava, y sinceramente a la hora de los bifes los hombres siempre tenemos menos excusas y vueltas para la cama (obviamente no en todos los casos), quizás me equivoque y las mujeres sean más fácil de lo que uno piensa, pero en la testosterona colectiva hay una especie de protocolo que en la mayoría de los casos debe respetarse y a eso sumado el histeriqueo (también en la mayoría de los casos)  de la señoritas no es una buena receta. Podría hasta definir mis experiencias homosexuales como las no ganas de seguir ese protocolo que lleva a un hombre tener sexo con una dama, a fin de cuentas quiero sexo y sólo eso, y liberado de mis prejuicios netamente heterosexuales creo que si hay dos posibilidades, ¿Por qué elegir?.  Iba a escribir sobre el culo de mi profesor del gym, y todos esos culos que parecen mirarme, pero lo dejo para un próximo post.

Quería explicar esto, porque a la hora de que vos que estás del otro lado si querés entender lo que escribo sepas en dónde y en base a qué cosas me manejo. Fuera de ser una justificación, lo que dije arriba es una herramienta para todo lo que viene, para vos y hasta a veces yo mismo pueda entender lo que pasa por mi cabeza, porque como todos me pierdo, avanzo casillas, retrocedo y vuelvo a empezar.

Esto va a ser una linda terapia me parece, pero que se yo… No voy a pedirle peras al olmo.

A fin de cuentas

Siempre es lo mismo, lo pienso y lo re-pienso y caigo en la misma conclusión. No me van los rótulos, eso dejálo para la comida enlatada, lo cierto es que soy así, confuso, indeciso y algo pelotudo. Espero que esto sea interesante, ya que no va a ser un diario de mi vida o quizás sí (depende del lector), pero lo que voy a poner acá no hace falta explicarlo, pensamientos ficticios, vivencias, deseos… Espero que no crean (si es que alguien lee esto) todo lo que escribo, mis tendencias mitómanas con mi líbido no son buen reflejo de la realidad pura pero si dan buenas lecturas, de eso estoy seguro. Obstinado y soberbio, presentación simple y concisa añadido a todo lo de arriba, a fin de cuentas no soy ni mejor ni peor que vos, distinto, siempre distinto… Basta de palabras. Que empiece la diversión.