Archivo

Archive for 26 junio 2010

Putito

Merodeando mails viejos encontré cosas de un blog que murió antes de nacer… cuándo la explosión de hormonas me dominaba (más que ahora) y tenía un cartel en la frente que decía “COGEME”. Esos rushs de lujuria puberta, simplemente soy genial.

UTOPÍA

“Lo quiero.
Siempre lo deseé, en mis más profundos y pervertidos sueños él era mío y de nadie más. Complacía mis deseos, lo besaba, lo violaba, me violaba y gritabamos como dos lobas en celo. Para él yo era el más puto, el más sucio de todos, sabía que le calentaba y en cierto punto me gustaba ponerlo en ebullición; no por verlo al palo sino porque el poder me calienta, y que él no se de cuenta por su absurdo egocentrismo me seducía aún peor.
Cada parte de su cuerpo esculpida por el mismo Zeus era perfecta, su cintura, sus piernas, sus muslos, cada vez que sus ojos esmeralda se posaban sobre mí una explosión de endorfinas invadía mi cuerpo… él era mío.
Estaba lleno de su carne, dentro de mí cada centímetro de su letal verga me hacían gemir y tocar el cielo con las manos. Podía jurar que esa cama nos envidiaba, cada rechinido era una puteada que nos decía desde cada gota de envidia que corroían aquellas viejas patas de roble labrada a mano.
No te atrevas a parar le decía, había esperado mucho tiempo por aquel momento, y cinco minutos de distracción para pensar en un arrepentimiento futuro no me era una idea nada agradable. Que bien le sentaba ese traje, y mas si me estaba follando con él… estabamos amalgamados, extasiados de placer, no podíamos parar. Nos deseabamos, más que el aire que respirabamos, eramos nuestra propia droga.
Ibamos tan bien… porque paraste?
Ya sabía, esos ojos verdes que me miraban, los mismos que me dieron escalofríos de placer ahora lo observaban con odio, bronca, impotencia. Lo tenía a él, su cuerpo, su torso y sus rulos… pero no tenía su mente, la misma hija de puta que me había jugado malas pasadas veces anteriores con todos aquellos que quise. Otra vez me lo sacaba de la boca, sin terminar el plato entero, me dejaba saborear sólo un bocado para saber lo que se siente. Era una carrera que ella siempre ganaba, deseo y mente… viejos rivales que me gustaba hacer competir aunque siempre terminara perdiendo la apuesta y la cordura preponderara sobre la lujuria.
Era bueno en lo que hacía, hacía hervir su entrepierna, pero no lo suficiente. Otra vez se me escapó, y ahi quedé yo, a medio vestir. La remera salida estaba excitada, mis calzoncillos estaban calientes y yo, vacío. Sin nada que decir, acallé mi garrote entre las piernas con suaves lamentos que no me creía ni yo… ya va llegar el día, preparate cerebro, cada fallo es una prueba que perfecciona mi libido.

T.M.”

PD: Amo el verbo follar, no por lo que significa sino por la fonética.

No sabe, no contesta.

La verdad que cuando me preguntan o veo la intención de la gente en abordarme con “¿Te gustan los hombres?”, me parece algo aburrido, tosco y por la expresión de la posible respuesta hasta vulgar e intolerante.

No sé bien cuál es el tema con esto, sinceramente escapa a mi entendimiento. Se puede juzgar a una persona o saber si te va a caer bien o mal por quién decide compartir su vida (NO SOLO LA CAMA). Hay mucha ignorancia en todo esto, y lo peor de todo es que la gente y la sociedad en general no se dan cuenta, Argentina es el claro ejemplo. País que se la da de que quiere avanzar, el mejor país del mundo y toda esa sarta de pelotudeces que están en el imaginario colectivo . No estoy diciendo que el no aval a un gay, lesbiana, transexual o lo que sea forme parte de un parámetro de una sociedad civilizada para nada, acá el problema es la apertura mental para avanzar y saber discernir el bien común e integridad del beneficio egoísta de unos pocos y soberbia tirada por el techo.

Me fui por las ramas, pero es que todo está conectado (en el ciclo de la vida, gracias Mufasa). Cuándo me hacen esa pregunta a veces respondo si, no, no sé… no es que sea deshonesto conmigo mismo, sino que me gusta jugar con lo que el otro especula de mi respuesta.  Por otro lado como dije en el segundo post, es algo que no está definido en mi, estoy abierto (en el buen sentido de la palabra jaja) a todas las posibilidades. A mi no me conquista o interesa alguien por su género o apariencia, eso es algo transcendente que no tiene valor para mí. Lo que me puede llegar a interesar de esa persona es cómo piensa, cómo se desenvuelve en el día, sus metas, a dónde quiere llegar… en síntesis que SEPA QUIÉN ES en todo su esplendor, yo sé quién soy, de dónde vengo y a dónde voy, no pido nada que no pueda ofrecer.

Es verdad soy un calienta pavas como leerán en post anteriores, pero eso es sólo una faceta, la que muestro o la que todos quieren ver porque va más con el ritmo vertiginoso del día a día de la teta y el culo las 24 hs. por todos lados hasta para venderte un encendedor; tampoco la voy a disfrazar ahora, si, me encanta el sexo y es lo que quizás mas resalta (acá en este blog) pero no es lo más importante, y eso lo tengo claro. Lo cierto es que son muy pocas las personas que se toman el trabajo de conocer al otro a ver si vale la pena o no (inclusive esto de “valer la pena” es muy relativo, porque creo que todos valemos la pena, pero me refiero a afinidades y capacidad de congeniar), me incluyo, no soy la excepción. Pero creo que hay una diferencia, quizás más o menos válida por el cuál, llamémoslo así el “proceso de selección”  y los mecanismos por los cuáles una persona deja de ser interesante para mí.

Mientras que la mayoría (si bien sé que caigo en el error de generalizar) utiliza diría yo inconscientemente criterios como sexualidad, dónde trabaja y que hace, si estudia o no estudia una carrera de grado, dónde vive, si tiene un hijo o no drogadicto, si está a favor del gobierno de turno, etc.,etc.,  yo me baso en tips un poco menos causales y hasta casi al azar cómo por ejemplo: si es feliz, sino lo es o duda qué es lo que le impide serlo y cosas así, simples pero que dicen mucho de quién las responde. Obviamente no estoy con una planilla de multiple choice tachando lo que no corresponde de cada pregunta que vaya surgiendo porque no es un interrogatorio para ver si te considero o no amigo, touch and go o lo que sea que se dé. Es como todo, un proceso lento pero que con poco puede  darme una idea de con quién trato.

Ahora la cuota de honestidad que quizás podría dejar todo esto que escribí como hipócrita, hay personas con las que uno comunmente dice “no hay piel” o simplemente “chocan” con uno, si es verdad digamos que a esa gente no voy con mi mejor sonrisa y hasta trato de evadirlas, pero la diferencia está en que si la vida en algún punto te las pone en frente por algo es, y no tengo problema en llegar a conocerla ya que de eso se trata la vida me parece, de tomar tragos amargos y hacer cosas que no te gustan siempre tratando de aprender y enriquecerte vos como persona. Hasta me obligo a conocerlas a veces, no por un tema masoquista sino porque de todos se aprende algo, DE TODOS. Incluso de los pelotudos jaja, de tu familia y amigos es muy fácil… el reto está en aprender y valorar tanto a tu entorno como a tus enemigos, ya que ellos son el simple reflejo de algo inconcluso tuyo, algo que quizás ni sabías que estaba, algo de tu interior que llegado el caso si uno puede saber que es puede ser muy enriquecedor, todo lleva a lo mismo… saber quién sos.

Es verdad, no sé que me gusta… pero es necesario saber con quién me acuesto para que te animes a conocerme?, la respuesta es NO… porque a mi no me interesa con quién te acostás. Lo vuelvo a repetir, soy pansexual si querés guiarte por los rótulos, eso es algo que no te dice nada más allá de que me puede a llegar a satisfacer momentáneamente entre cuatro paredes, algo que no dura nada.

No estoy en busca de mi alma gemela ni de mi media naranja, estoy para descubrirme y lograr lo que me proponga… si en ese proceso aparece alguien que supla mis necesidades y que yo supla las de él o ella, genial, entonces sí, encontré mi alma gemela pero que no lo haga no quiere decir que no brille más que una supernova.

¿Con qué necesidad?

Eso es lo lo que me pregunto cada vez que viajo en el colectivo,  está bien,  es verdad que si no me gusta me puedo tomar un remis y me dejo de joder y hasta te acepto que quizás me quejo de más pero bueno así soy yo.

Es cuestión de reglas básicas, ubicarte un poco y así todos podríamos vivir no sé si en armonía pero al menos sería mucho más fácil soportarnos.

¿Con qué necesidad tengo que ver a los tortolitos chuponeándose cómo si no existiera el mañana?… Que lindo el amor si si blabla. No hablo ni de la envidia ni del recelo sino DEL ASCO señores, ver esas lenguas que van de acá para allá ya sea con el estómago vacío a la mañana o a la tarde cuando vuelvo de la facu es casi vulgar. No digo que no vayan abrazaditos y toda la bola, pero esa necesidad de demostrarle a todos que estan de novios casi haciéndose un lavaje de estómago mutuo no da, en serio, NO DA.

¿Con qué necesidad me tengo que fumar lo que escuchás?, esta es típica y posiblemente con la que todos nos enfrentamos día a día. Nunca falta el desubicado que lleva el cel a todo lo que da escuchando su música de mierda, no me importa que aún cuando lo que esté sonando me guste NO LO QUIERO ESCUCHAR, PONETE LOS PUTOS AURICULARES. Si hay algo que me cabrea es ese no sentido común y creer que no jode al resto que pongas el tema que se te antoja a todo lo que da mientras algunos hacen malabares para ir parados en el subte o cole para encima soportar al boludito con la música al taco.

¿Con qué necesidad tengo que ver que la televisión cada vez está más burda y ordinaria?. No soy de mirar mucha tele pero cuando me dispongo a pasar un tiempo de relax NO HAY NUNCA NADA COMO LA GENTE, todos culos, tetas y demás barravasadas que me hacen volver a la pc a buscar algo online o mirar series porque la verdad la caja boba cada vez está más a la miseria.

¿Con qué necesidad me cagan el finde?. Está bien soy estudiante y “sacrifico el presente para enriquecer el futuro” como dicen por ahi, pero la puta verdad es que me queman la cabeza entre 6-7 horas por día durante la semana como para encima tener clases los sábados durante todo el fucking día, me tienen hartooo. Quiero un finde tranquiiiiiiiiii

¿Con qué necesidad me tengo que bancar tantos pelotudos?. Esta quizás es la más amplia y común de todas las preguntas pero es la que más resalta en el día a día, ESTOY RODEADO DE PELOTUDOS, no soy solipsista ni mucho menos pero por donde voy me choco a los pelotudos: gente inoperante, que se conforma con nada, cómoda, etc.,etc. Esta es la que capaz no tiene solución, porque con la TV cómo dije arriba más el facilismo y chantaje de este país no creo que muchos cambien. Sé que no es un tópico nacional nada más pero quizás es el que más resalte, porque bueno, cómo ya sabemos… es Argentina.

¿Con qué necesidad la gente está desesperada por tener a alguien al lado?.  Esto sí que no lo entiendo, en varios tweets que leo, páginas y estados de facebook abundan las frases cómo “DÓNDE ESTARÁ EL AMOR DE MI VIDA?”, “XXX TE AMOOO, NO ME DEJES NUNCA”, “SIN VOS MI VIDA NO TIENE SENTIDO!”… Pero que pelotudez por favor, no tengo nada en contra de cúpido, el amor y todo eso pero la gente así hueca que se enfoca nada más que en eso y sufre por algo que no le está sucediendo (o sí depende el caso) o a alguien que no quiere perder me parece patético. Viejo, queréte un poco más vos, amáte a vos mismo para recién amar el resto, vos sos el amor de tu vida no hagas que tu felicidad dependa de nadie más que de vos mismo.

Éstas y otras cosas son las que me pregunto todos los días, a veces encuentro la respuesta aunque no la busque y otras veces no. No resongo ni me amargo, sólo reflejo lo que observo y trato de plasmarlo, a veces leo lo que pongo y parece qu estoy enojado con la vida jaja pero así es mi forma de escribir. Solamente doy mi punto de vista, y cuando veo estas cosas lo único que hago es girar la cabeza y seguir en la mía… vive y deja vivir.