Archivo

Archive for 27 febrero 2011

Todo va a llegar

Se queman ideas dentro de mí, como siempre mi cabeza es un campo de batalla. Hay tantas opciones posibles que a veces siento que me ahogo y como siempre a veces gana el impulsivo, no sé muy bien que rumbo tomar pero lo que sí sé es que tengo que tomarme un poco más de tiempo para meditar algunas respuestas. Por más que me queme el pecho por irme a la ciudad de la furia creo que es un poco alocado, que en cierto punto no estaría mal pero creo que no es el momento… estando tan cerca.

Sólo 8 materias me separan de lo que alguna vez pensé que era la felicidad, y aún cuando ya pasó tanta agua debajo del puente y sé que no es así una voz interior, un llamado profundo me sigue diciendo que si lo hago el no terminar ni una cosa ni la otra no es de buen augurio. Por lo pronto quiero dejar de especular, aunque cuesta, tengo que parar la maquinaria fabuladora que llena huecos que todavía no existen.

Los domingos a la madrugada son muy reveladores, siempre fue así, no sé porqué, o el hecho quizás de que me sugestione hace que así sea. Creo que tomo la decisión correcta, sino es así la verdad poco importa porque el tiempo como siempre me dará o no la razón. No me arrepiento de nada, sólo de dar a Sele y a mí en cierto punto ilusiones de un futuro tan incierto como anhelado por ambos pero que aún no decido transitar. Esto es lo que trato de evitar y todavía no controlo, malditos impulsos.

Un poco de frialdad me vuelve al eje, la felicidad no está a unos miles de kms. La felicidad está acá Rocco, no te confundas ni te dejes encandilar por ese péndulo que sólo existe en tu imaginario. Aquí y ahora.

Sólo sigo tirando esas vibraciones al universo y buenos pensamientos esperando de forma desinteresada que el cosmos me responda, no sé si como yo quiero o lo que espero va a ser la respuesta, lo que sí sé es que va a ser perfecta.

Intento escuchar a mi yo interior, el que siempre tiene las respuestas. Bien o mal, esto es lo que me dice.

Anuncios

Go West

Tomáme que soy fácil de olvidar, no quiero compromisos y nada que me ate. Sólo te quiero adentro mío, como la savia del árbol recorriendo cada centímetro de mi cuerpo, ese cuerpo que cada día se hace más cogible para complacerte. No busco tu tiempo, busco tu carne. No busco tu atención, busco tus sábanas.

Realmente el tiempo pasa y las cosas se confunden, pero para mí está claro. Tengo a Cupido bien encerrado entre las piernas para que no se acerque y haga cagadas, ya sabemos cómo funciona esto y la verdad no tengo tiempo ni ganas de eso.

Cumplí tu parte que yo hago la mía, mientras me des endorfinas y la dopamina no baje voy a cabalgarte y hacerte sentir la divinidad que sos. No me cagues. Acá no hay sentimientos, acá kilómetros de pija comida tuyos y mucha sábana transpirada mía.

No sé quien sos pero tampoco es necesario, la mejor presentación ya pasó en el hotel. No hace falta decir más nada; que mejor que conectarse a la mátrix erótica de tu mano, simplemente no necesito nombres, no quiero nombres. Quiero personajes, que me hagan volar por esas nubes blancas y lechosas que hacen que suba la temperatura genital. Y mientras yo te imagino acá, en soledad, sublimando energía, vos allá, jugando el papel de noviecito perfecto y bobo que todos quieren. Después yo me llevo la mejor parte.

Ese mounstro contenido en esa olla a presión barata, que me golpea y me hace tan mal sintiéndome tan bien cuando sale. Esa bipolaridad sexual es la que te gusta, es lo que te doy lo que te encanta y lo que prometo lo que gusta y te ata a mí. Lo sé y me gusta, me fascina, me calienta. Vos sabés la verdad, yo igual. ¿Qué más?

 

Amaze me

El infierno, el cielo y todo lo demás.

Do you remember the day when my journey began?

I’ll break your concentration, imagination, with what I make.

Time always kill the pain.

I feel it growing stronger.

I wanna be the one to walk in the sun.

And you know that I need you.

Dejando atrás los problemas.

And everybody’s got some freaky tendencies.

And I’m down for the night.

Here comes the sun.

Your fears have been disguising.

I’ve been where you’re standing , I know it hurts.

Would you be wise enough to let me go?