2.0

Con todo esto de la vida 2.0, redes sociales, la instantaneidad en el estado más puro uno tiene que saber manejarse y reinventarse todo el tiempo, no por el hecho de que el ritmo vertiginoso del siglo XXI te lo imponga, sino porque es casi una necesidad interna que va desde lo más profundo de tus vísceras. Es ahora cuando se ve realmente el brillo de las nuevas generaciones, ese cliché tan utilizado desde siempre creo que cada vez cobra más sentido; sino es así, este escrito quedará en la memoria del que lo lea como una vieja visión utópica de lo que pasaba hoy, 29 de abril a la 1.49 am.

Es necesario aprender a barajar y dar de nuevo lo más rápido posible, no quedarse estancado en lo que no fue, en lo que pudo ser o en lo que fue pero no lo dejamos ir. La vida es algo dinámico, algo nuevo todo el tiempo; si ella misma se renueva a cada paso que das como no lo va a hacer uno? Es casi ilógico, por no decir imposible, quedarse siempre en el mismo lugar, físicamente está permitido, pero emocionalmente es demasiado aburrido. Cada día que uno se levanta tiene que ser proactivo, y dejar que el destino te sorprenda, entregarse al universo y que fluya en vos esa energía que siempre te está buscando para llenar ese espacio vacío que uno intenta llenar con cosas efímera y trascendentes. Largo rato me costó quizás explotar esas burbuja irreal dónde creí que estaba bien y feliz… La verdad era que estaba cómodo y temeroso, cosas que uno aprende desde chico. A valorarse uno a través de lo que dice el resto, a quererse uno después de que me quieran a mí. Cuesta un huevo saber manejar lo contrario a lo que el 99% maneja como moneda corriente, pero el despertar es sublime, mágico, único. Cuando uno mira todo a través de la lupa propia y no de la ajena y se despoja de la imagen que uno construye aparece lo que realmente somos, perfección. Aceptación y amor propio es lo que uno necesita, cosas difíciles para aceptar y fáciles de decir, yo pensaba que las tenía, hasta que me preguntaba… ¿Por qué estoy sufriendo por esto?. La respuesta es siempre la misma, sufro yo o lo que yo creo que soy?… Ufff, tantos golpes para aprender eso.

Hay que entender que uno puede ser como la flor de loto, crecer en lo mas profundo de fango, pero de a poco con el crecimiento personal, experiencias vividas y manejo de las herramientas que están al alcance de tu mano llegás a la superficie radiante como la mejor flor del lago. Mente e ilusión, amigas que se llevan demasiado bien y obnubilan lo que realmente uno es, no te dejes enganañar. Hay que animarse a entender que uno es lo que lo que hasta ahora no pensaste que eras, y que ahora, no sos nada de lo que pensás que sos… son solo personajes descartables. ¿Quién lleva ese traje pesado y sediento de aceptación?… Vos no, pensálo bien. Sos más que eso. Mucho más.

Las claves son fáciles, sólo hay que vencer el miedo.

Anuncios
  1. 30/04/2011 en 9:59 AM

    ” el despertar es sublime, mágico, único. Cuando uno mira todo a través de la lupa propia y no de la ajena y se despoja de la imagen que uno construye aparece lo que realmente somos, perfección.” Me ha encantado, puto.

    A la hora de sufrir, sufres tú, sólo tú independientemente de la imagen que tengas de ti mismo.

  1. No trackbacks yet.

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: