Inicio > Bipolar > Ser o no ser…. Esa es la cuestión?

Ser o no ser…. Esa es la cuestión?

A veces pienso que la seguridad del anonimato es al pedo y otras tantas que es muy útil, en realidad me gusta ese incentivo de saber si alguien que lee esto quizás me conoce y algunas de las cosas que escribo acá está inspirado en esa persona sin que ella siquiera se dé cuenta. Así funciona muchas veces esto, la psiquis funciona de muchas maneras distintas en cada uno, y es intrigante cómo.

Sigo en la misma disyuntiva que hace dos años, mi sexualidad, puto, hetero, bi… quizás para los que pasan seguido no sea nada nuevo pero si recién estás leyendo esto ya escribí sobre este tema antes. La verdad es que no me interesa definirme, quizás porque no haya algo me defina y cada vez lo siento menos necesario, lo cierto es que muchas veces las personas necesitamos esa tarjeta de presentación ante el mundo, y no es que sea un antipático de mierda porque me interesa muy poco el resto a veces, pero toda esa huevada no lo hago pensando en mí sino en el otro, creo de alguna manera la otra persona debe estar (por decirlo así) “advertido” de algunas características, cualidades o cosas propias de quién tiene y elige para tener a su lado, ya sea amigo, compañero, familia, etc. es como saber que al otro no le gusta que le toquen el pelo, le digan por su segundo nombre, se entiende? No siento la necesidad de definirme sexualmente por un mandato social que me lo imponga sino como una cosa más que forma parte de mí, quizás sea duda, miedo, no lo sé… Lo que si sé es que las personas queramos o no siempre, (o en algún momento por más que no queramos) terminamos pensando en la cama del otro. No sé si tendrá que ver con una condición humana, el sexo que lo vemos hasta para comprar un chicle, el condimento de ser argentino, en fin… cuando ves a una persona de alguna manera terminás pensando en la catrera (o quizás generealice y sea sólo yo el pajero, pero digan que si y no me hagan quedar mal jaja).

El problema o ventaja como hablamos una vez con Selena es que uno no se enamora de entrepiernas (sólo se calienta con ellas que no es lo mismo), se enamora de pensamientos, virtudes, formas de enfrentar la vida, energía, que se yo bocha de cosas podría chamuyar acá debido a que cada persona es un mundo y busca en el otro cosas que le son interesantes para sí y que para mí serían un bodrio quizás. La posta es que sí, mi naturaleza animal, eso que me saca las ganas de pegarme un buen revolcón son los hombres, es atracción como un imán, se me va la ingle sola cuando veo algún buen especímen que cumpla con la lista interna y tácita que tengo en mente. Eso con respecto a lo salvaje. Ahora bien, la mujer me pega por otro lado…

La anatomía femenina siempre me pareció muy delicada, como una suave rosa que es demasiado frágil y que me inspira mucho respeto pero no sé si me calienta, es ahí donde entra en juego lo de arriba, uno se enamora de intelectos pero también la cosa es física y ahí esta la dualidad. Es obvio que por ahi vemos mujeres que pasan y me quedo deslumbrado por tanta belleza y me dan ganas de aislarla directo a mi cama, pero son pocos los casos y la verdad es que no sé si será que mi “lista” (si es que existe alguna) de la mujer ideal para mí es muy exigente o soy demasiado puto? Jajaja…

En fin, no es algo que me desvele pero si algo me interesa de mí, no por la necesidad de rotularme repito y decir “Hola si, soy panchito y me la como o me re caben las minas papá!…” sino por el hecho de encontrarme a mí mismo y hacerme de una parte de mi identidad. O tal vez esta ya sea mi identidad y le estoy buscando el pelo al huevo, en realidad me siento medio boludo hablando de todo esto, porque somos tanto más que un cuerpo y una mente pero eso es para una charla filosófica que no se si aburrirá o no pero que no pega con lo que vengo diciendo jaja. La verdad es que en algún momento aparecerá alguien que me mueva el piso, y esa persona me va a gustar más allá de lo que tenga entre las piernas, pero como ves todo este post gira en torno a eso… La catrera, entonces… ¿En qué quedamos putito heterosexual?

PD: Quizás las fotos de los otros post tengan la respuesta y hasta mi propio alter ego me dice “Sos mas puto que Gasalla, mirá las fotos de los chongos que ponés”, pero ya dije que el hombre me calienta estéticamente y la mujer…. me enamora?

Anuncios
  1. 19/09/2011 en 12:10 PM

    “A veces pienso que la seguridad del anonimato es al pedo y otras tantas que es muy útil, en realidad me gusta ese incentivo de saber si alguien que lee esto quizás me conoce y algunas de las cosas que escribo acá está inspirado en esa persona sin que ella siquiera se dé cuenta”. Me pasa, tengo un blog de literatura destinado a una persona que se fue de viaje y nunca más volví a ver.

    Esa persona me hizo tanto daño que después de muchos años sigo escribiéndole.
    He ganado premios de literatura con poemas dedicados a su persona. Creo que esos textos los han leído miles de personas, excepto la persona a la que se los dediqué. Es horrible tener algo que decirle a alguien y saber que no vas a poder verbalizarlo.

    • 19/09/2011 en 3:13 PM

      Tal cuál, adhiero a lo que decís. Pero quizás lo más hermoso que esas personas nos dejan es ese deseo de escribir para exorcizar todo lo que nos producen, no es un mal regalo dentro de todo, aunque claro, no es perfecto tampoco.

  1. No trackbacks yet.

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: