Ver


Esas ganas de callarte.
Esas ganas de matarte.
Siempre esos rulos me pueden y tu indiferencia me seduce. Soy un loco ya lo sé, y mientras miro el desfile de amigos que pasa a saludarte, yo de lejos te observo, de lejos te deseo sin que siquiera te percates.
No doy más, quiero drogarte. Obviamente lo nuestro no está destinado a ser legal ni correcto, eso ya se sabe. Sé que andás en skate, esa es mi oportunidad, lo sé, lo presiento, lo necesito.
Estas viejas que no paran de parlotear con esos perfumes frutales, ja… sólo yo doy ese detalle, frutales… pero que putito.
20 metros o 10 quizás? Eso separa mi entrepierna de la tuya?. Parecen kilómetros.
Basta! Dejá de comer yogurt, de mandar SMS, todo. Dejá de respirar. Quiero intentarlo, no me dejes. Ya es muy tarde.
No te inmutes, seguí mordiéndote el piercing del labio, no te estoy mirando pero no hace falta. Ya no hace falta, te huelo, te observo, te clavo la mirada aunque quisiera clavarte más que eso. Pero no, todavía no es tiempo… No estoy preparado, no lo entenderías.
Dejáme que me vaya, soltáme, liberáme; sabés que voy a volver, no hay cadenas que te aseguren eso, tenés una certeza mayor.
Tu encanto no reconocido, o quizás esas zapatillas y esa mochila de Tommy Hilfiger me cautiva más que todo lo demás… Pará! O no… Ya está, no hace falta. Ya te fuiste, ya me alejé.
Quizás el otro viernes te vuelva a ver, sólo eso. Ver

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: