Archive

Archive for 30 noviembre 2011

Crónica de una paja anunciada

 

 

 

 

 

 

 

Se había encargado que me entere que en sus momentos de calentura le importaba muy poco si la mano que lo ayudaba era la de un hombre o la de una mujer, obvio que prefería la de alguna dama para seguir elevando su líbido pero aún así me decía “yo cierro los ojos y dejo que el otro me haga suyo por esos minutos, en ese rato no quiero ser de nadie más”

 

 

 

 

 

 

Leer más…

Caminando por Callao

Ya nada es tan genial, extraño un poco esa emoción por las cosas simples y añoro otro poco sentir que me late fuerte el corazón por situaciones que ahora apenas rozan la adrenalina. Estoy viejo, maduro o cansado quizás, aunque no dejo de maravillarme y apreciar lo que me pasa ya no es con la perspectiva del niño interior.
La puta no es tan puta, la ciudad no es más la gran ciudad y varias cosas van cambiando poco a poco. Extraño el viento pero me sigue hipnotizando la Galería París, Europa ya no está tan lejos y esta cama no es tan dura.
El tiempo no deja de correr y la gente muere sin vivir, vive sin disfrutar como en modo automático y yo cada vez voy viendo que eso es justamente lo que no quiero.
Mientras tapo mis arterias veo el desfile de gente que quisiera llevarme a la cama, no es mucha, no sé qué pasa… ¿Acaso en Noviembre la gente linda escasea más que en Julio?
El subte me acaricia los pies, reviso su Facebook, busco porno y todas esas cosas que hace uno cuando se aburre. Leer más…

Mi lugar

Pasan los años y uno va creciendo, va entendiendo a los padres, los va perdonando por ciertas cosas y los va juzgando con otras pero sin el peso y el drama de cuando uno tiene la cabeza revuelta y siente que su espíritu de libertad está cohibido por las negaciones u obligaciones que ellos nos representan.
Pasa el tiempo y uno va encontrando su lugar, mira las cosas con otros ojos y encuentra nuevos horizontes, hoy siento que mi horizonte es el mundo, que tengo muchas ganas de vivir cosas nuevas y que lo que viene siempre es aún mejor. Leer más…

Yo estudio, tu estudiás, él me coge.

Yo sabía que era medio putero, había averiguado por mi parte que algún que otro puto se había comido, pero claro, seguía siendo macho porque sólo dejaba que le chupen la pija y él daba por el culo solamente… Esa ilusión que tienen estos “heteroflexibles” de que no son nada homosexuales cosa que más de un puto agradece a veces.

Leer más…