Inicio > Uncategorized > Refugio (parte I)

Refugio (parte I)

1

Si algo aprendí de mi estadía en El Bolsón, es que aparte de ser la mecca del porro, los hippies cogen bien.

Viaje de improvisto, lo espontáneo siempre sale mejor dicen. Y creo que fue así.
Agarramos las cosas con mi amiga y nos decidimos esa semana, destino: El Bolsón. Digamos que de entrada mucho no me sedujo la idea, pero estaba tan podrido del laburo que decidí darle una oportunidad en esa semana de vacaciones.
Para empezar, en el colectivo el tripulante a bordo o azafato alegraba la vista. No era lindo que digamos, pero era entrador, simpático y esa mezcla con un lindo culito hizo el viaje un poco más confortable. Viajamos toda la noche y cuando nos dimos cuenta los árboles y el aire de montaña nos daba la bienvenida. Llegamos al camping, hechos bolsa por el calor y armamos la carpa. La cosa se iba poniendo buena, pero no quería anticiparme a nada todavía, en la recepción un rubio fornido de musculosa celeste nos atendió re bien, tenía onda. Nos explicó las reglas del camping, que prácticamente era hacer lo que quieras mientras no jodas al resto, y como el resto también eran pendejos como nosotros mas o menos podías andar en bolas que a nadie le iba a joder.
Acá estaba el quid de la cuestión era que mi amiga no sabe de mis gustos y bajos instintos por la carne (bueeena, pará Michelle Pfeiffer), por lo tanto iba a ser una semana de excursiones, caminatas,blabla… o eso intenté.
La verdad que despertarme a la mañana con el césped mojado por el rocío de la noche, el sol que daba en la montaña y ese aire cordillerano me estaban recargando las pilas para hacer todo (y con todos). Me fui a bañar, duchas comunitarias. No hace falte que aclare nada más, pero ya dedicaré un post para eso. Nos preparamos y salimos.
Era día de feria, asi que dimos un par de vueltas y nos sentamos un rato en la plaza, la verdad que quedé asombrado, nunca había visto gente tan linda en tan poco tiempo y en un espacio tan reducido, sería una cosa de chongo y medio por metro cuadrado, hasta las minas estaban hermosas (acá es dónde brota mis restos heterosexuales). Fuera de joda, El Bolsón era la Mecca de la gente cogible, y ahí estaba yo para comprobarlo.
Se nos hizo la noche y fuimos a comer un par de pizzas cerca de donde nos quedábamos, el lugar era nuevo, hacía apenas dos días que abría. Pizzería Azúcar, si se pasan alguna vez por El Bolsón y todavía está vayan, el nombre nada que ver pero a quién le importa cuando te atiende un (otro aparte del hermoso de recepción) rubio de ojos celestes con tonada cordobesa, yo la verdad no me daban los ojos. No había mucho movimiento, éramos nosotros con mi amiga y dos mesas más asi que hubo tiempo para hacer sociales. Mi amiga también enloquecida por el modelito que nos estaba atendiendo le quiso hincar los dientes, pero no, yo lo olfateé. Jugaba de local.
Hablando y hablando resulta que se estaba quedando en el mismo camping que nosotros, se había venido a vivir y a probar suerte. La verdad que justo de suerte yo no me puedo quejar, si bien no era mi gusto era tan lindo que te hacía girar la cabeza si lo cruzabas por la calle. Mis garfios listos empezaron su trabajo. Mi amiga quería salir y yo me hice el cansado, con la complicidad de mi rubio teníamos todo listo. Ella llamó otros amigos que conocía de ahí y yo me fui a “dormir”.

355654
Tuve que esperar hasta que terminara su turno, pero cuando el momento llegó estaba la guerra declarada. Fuimos a mi carpa, la verdad que la adrenalina de que mi compañera pudiera llegar en cualquier momento y nos encontrara le agregaba un picor que era innegable, siempre jugando con la adrenalina. Todavía tenía el delantal puesto, le quedaba pintado. Nunca había experimentado en una carpa, al fin era virgen de algo! ja!… Nos sacamos todo y su cuerpo era hermoso, en armonía total, esas bellezas que deberían estar en algún museo. Repito, no era mi gusto a mi me gusta el chongo bien trabado y que me cague bien a piñas pero la verdad que este flaco estaba tocado por la genética perfecta.
Nos pusimos a trabajar en lo nuestro, entre risas y la ingenuidad de ambos por el sustrato y el medio que nos cobijaba pasamos un momento de placer único. Tierno y salvaje por momentos, la verdad nada que envidiarle a una porno de Corbin Fisher.
Nos quedamos hablando un rato, se prendió un porro y nos vestimos para tomar aire afuera. Flashamos lindo, le enseñé las pocas constelaciones que sé y entre risas y más toqueteadas nos metimos de nuevo para una segunda vuelta, esta vez invertíamos roles. El delantal sin nada abajo ahora me tocaba a mí. Sin dudas ese colchón inflable nunca tuvo tanta acción desde que lo compraron, si no lo rompimos fue de pura casualidad.

3
A eso de las 3 o 4 am decide irse a su carpa, ya estabamos cansados y el rush de la calentura y el porro ya nos había bajado. Nos despedimos adentro de la carpa como era debido, con un buen franeleo. Dijimos chau y cada uno a su cucha. Su carpa quedaba a detrás de una arboleda que escondía toda su hermosura. Al menos hasta el otro día…

Anuncios
  1. Tomy
    19/02/2013 en 12:15 PM

    Hola mi estimadísimo y admirado Matías!!!!!!!!!!

    Durante todo este tiempo de mi silencio a causa de problemas personales que me bajonearon, no dejé de entrar y leer tus posts, aunque no estaba de ánimo para comentar. Quiero que sepas que en mis momentos más tristes no dejaba de pensar en vos porque al hacerlo me sentía acompañado por tu recuerdo.

    Cosas raras genera el mundo virtual como sentirse acompañado por una imagen mental que me construí de vos. Mirá si serás valioso, que te considero mi “perla patagónica” jaja,

    Un abrazo y todo el afecto acumulado durante este tiempo!!!!

  1. No trackbacks yet.

¿Qué te pareció?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: